Reflexología podal

Reflexología podal o lo que tus pies pueden hacer por ti

Aunque cada vez es más conocida, la reflexología podal es todavía una extraña para la mayoría.

Por su nombre deducimos que se hace en los pies, pero ¿de qué se trata exactamente?

La reflexología podal es una terapia que se basa en la teoría de que todos los organos internos de nuestro cuerpo, músculos y huesos tienen una correspondencia refleja en determinadas zonas de nuestros pies. Por lo tanto estimulando estos puntos o zonas reflejas podemos tratar dichos organos, músculos, glándulas…

Entra dentro de las terapias naturales y manuales, ya que un terapeuta masajea con sus manos estos puntos para que el organismo de la persona tratada ponga en marcha los mecanismos que el cuerpo posee para autoregularse. De este modo se pueden aliviar los síntomas de una enfermedad, ayudando a, por ejemplo, reducir el insomnio en una persona con ansiedad; o incluso solucionar problemas menores como el estreñimiento y evitar el uso de un laxante.

Es muy amplio el abanico que nos abre la reflexología podal, ya que se puede usar prácticamente en todos los casos. Incluyendo niños pequeños y embarazadas sin efectos secundarios.

1308387389_189868398_1-Fotos-de--Reflexologia-Podal-consulta-y-domicilio

En el caso de la maternidad es muy útil, ya que las embarazadas y las madres lactantes pueden tratar los problemas que les puedan surgir sin preocuparse de los efectos secundarios.

Es una terapia muy útil durante el embarazo, ya que ayuda a mejorar las nauseas, dolores de espalda, estrés, dolores de cabeza, molestias por resfriados… y también es muy útil durante el parto.

En madres lactantes sigue ofreciendo el mismo resultado sin interferir en la lactancia.

La reflexología podal es especialmente útil en los niños ya que podemos aliviar las molestias típicas de la infancia de manera natural: gases, estreñimiento, mocos, molestias en la dentición… y todo ello potenciando su sistema inmunitario y la capacidad de auto-regulación que su organismo posee. En este caso es interesante que sean los padres, al igual que en el masaje, los que proporcionen la terapia al niñ@ o bebé, ya que de este modo, evitamos la tensión de un tratamiento hecho por un extraño, favoreciendo la relajación del pequeño,  y además potenciamos el apego y la intimidad entre padres e hijos.

La reflexología podal es una terapia relajante y muy útil para toda la familia, que potencia la capacidad que de manera natural tiene nuestro organismo para equilibrarse frente a las molestias cotidianas o para ayudar en casos más serios a paliar los síntomas de las enfermedades que nos puedan afectar. Refuerza el sistema inmunitario, alivia el estrés y estimula todo el organismo, colaborando con nuestra salud no sólo en los momentos de crisis, sino también desde la prevención.

Ahora que ya no es una desconocida sólo queda probarla, ¿te animas?

Reflexología podal

 

 

 

 

Publicado por

Verónica Bernal

Acompaño a personas que están dispuestas a tomar las riendas de su propio bienestar compartiendo mis conocimientos sobre yoga y terapias manuales y naturales. Desde que fui madre, disfruto especialmente trabajando con embarazadas y madres recientes, ayudándolas a aprovechar todo su potencial en esta etapa de sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la siguiente operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.