Las bases del yoga

¿De dónde salen las prácticas que realizamos en las clases de yoga?

¿Pór qué se hacen pranayamas y para qué sirven?

¿El yoga tiene algo que ver con la religión?

¿Cuál es el estilo de vida de un/a yogui/ni?

Si practicas yoga y te haces este tipo de preguntas vas por el buen camino. Es el momento de profundizar en la filosofía y la práctica del yoga.

Cuando llevas un tiempo practicando yoga, y a veces después de la primera clase, empiezas a querer saber más. Se despierta una curiosidad por saber y avanzar en este camino que es el yoga.

Una vez oí a uno de mis maestros definir el yoga de una manera que me encantó: “El yoga es la vida, que se hace consciente de sí misma, y mejora”. Y es que el yoga es tu día a día, tu relación con los demás, tu relación con Dios (llámalo como tú quieras), como te comportas, como comes, como piensas… Yoga es todo. Es tu evolución en la vida. Mi maestro lo definió muy bien.

Y es que si el yoga se limita a una serie de posturas en la esterilla dos veces a la semana, pues casi que no es yoga. Si esto que haces en clase y lo que se despierta en ella no repercute en tu alrededor de forma alguna, te quedas a medias por no decir que se queda en nada. No hay un cambio y una evolución si es algo egoísta que haces sólo por sentirte bien.

equilibrios

El verdadero cambio y la evolución se da cuando ese contacto con tu verdadera esencia, que se da durante tu clase de yoga y/o meditación, va dejando huella en tu vida y en las personas que hay a tu alrededor.

Es entonces cuando quieres saber más y se despierta una sana curiosidad por cómo funciona esta disciplina que existe desde que el mundo es mundo si la tomamos en su definición más esencial. Desde hace unos 8.000-5.000 años si nos basamos en pruebas escritas o pictóricas.

Hay diversos y muy antiguos textos clásicos en los que se habla de yoga y en los que se describen diversas prácticas. Pero la base, dónde todos los estilos de yoga se asientan, es en los Yoga Sutras de Patanjali.

Son una serie de aforismos en los que se describe qué es el yoga y cómo se avanza en su práctica.

Dentro de él, el Ashtanga Yoga, es un “paso a paso”, un sistema de ocho pasos que el practicante debe perfeccionar para finalmente alcanzar el estado de yoga (unión):

  1. Yama: Código social.

  2. Niyama: Código personal.

  3. Asana: Postura.

  4. Pranayama: Control de la energía mediante la regulación de la respiración.

  5. Pratyahara: Aislamiento sensorial, interiorización.

  6. Dharana: Concentración.

  7. Dhyana: Meditación o contemplación.

  8. Samadhi: Supraconsciencia, despertar.

La práctica de cada uno te va llevando de manera natural y lógica al siguiente, y de este modo, a una vida más consciente, más libre, más feliz.

Y es así porque no se trata de  imposiciones, sino de un compromiso que se adquiere libremente consecuencia, al principio, del bienestar que aporta su práctica, y después, de ese afán de mejora y evolución personal resultado de una consciencia más despierta.

flexiones-atras

Hay mucho de que hablar de cada uno. Se puede estar años estudiando los Yoga Sutras. Poco a poco hablaremos de ellos un poco más, especialmente del Ashtanga Yoga, e iremos desvelando su importancia.

Si sientes esa curiosidad en ti, no te pierdas nuestro curso de profundización para practicantes de yoga: Las bases del yoga.

 

 

Publicado por

Verónica Bernal

Acompaño a personas que están dispuestas a tomar las riendas de su propio bienestar compartiendo mis conocimientos sobre yoga y terapias manuales y naturales. Desde que fui madre, disfruto especialmente trabajando con embarazadas y madres recientes, ayudándolas a aprovechar todo su potencial en esta etapa de sus vidas.